206.467.5987

Arturo Menendez

Abogado

 

Arturo Menéndez es un abogado defensor penal que representa a personas acusadas de delitos serios: “felonías” o casos federales relacionados con el sexo, las drogas, las armas de fuego o la violencia.

Arturo Menéndez, ex defensor público federal en Miami, Florida, y secretario federal en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para Puerto Rico. El Lcdo. Menendez brinda éxito a sus clientes a través de un sistema de litigios estratégicos y agresivos. Con experiencia en la defensa de personas acusadas de delitos que van desde amenazas a un Oficial de Seguridad Social, hasta lavado de dinero, y cargos por drogas y armas de fuego, Arturo Menéndez ha luchado contra los fiscales federales y estatales, y sabe lo que se necesita para alcanzar un resultado exitoso para sus clientes.

El Sr. Menéndez es un orgulloso miembro de la Junta de Directores del Colegio de Abogados Latinos de Washington (“LBAW”), donde sirve en el Comité de Evaluación Judicial y es voluntario en la clínica legal gratuita mensual en El Centro La Raza.

Areas de Práctica

CRIMENES SERIOS

Ya sea que esté bajo investigación o acusado de un delito grave, le brindaremos una defensa penal agresiva y con experiencia en todas las etapas de la investigación y el enjuiciamiento penal para proteger sus derechos, reputación y libertad.

Borrar su récord

Una condena penal puede seguirte durante años, perjudicando tus opciones de carrera, limitando tus derechos y dañando tu reputación. Exploraremos todas las opciones legales para borrar su registro de condenas penales pasadas para que pueda comenzar de nuevo.

Por qué escoger a ESPADA

  • Litigio sistematizado y agresivo
  • Amplia gama de experiencia
  • Representación de clientes en todo el estado de Washington
  • Historial comprobado de éxito
  • Se Habla Español

Historia exitosa

¡Caso desestimado y cargos botados!

Cargo por agresión a mano armada

Nuestro cliente fue acusado de golpear a un individuo en la cara con un machete. Los testigos declararon que podían escuchar el chasquido del machete contra la cara de la víctima. Sin embargo, los cargos fueron desestimados y nuestro cliente se fue sin ninguna condena ni sentencia por el incidente.